La transformación del plástico reciclado a través de la impresión 3D.

Lámpara colgante diseñada y fabricada por ITFAB - 100% botellas de PET reciclado[

Uno de los grandes handicaps de la sociedad actual es la incapacidad de darle una salida a los millones de toneladas de desechos plásticos que hemos generado a lo largo de las últimas décadas. Una carga ecológica que nos acompañará durante varios cientos de años ya que por ejemplo, una botella de agua de PET (el plástico más utilizado) puede tardar en descomponerse hasta mil años. Se podría decir que la mayoría el plástico que hemos generado en nuestra historia no ha llegado ni al ecuador de su vida.

Desde el inicio de nuestra actividad, en ITFAB siempre hemos tenido presente esta realidad y tratamos día a día de encontrar una solución sostenible a las demandas de fabricación de nuestros clientes y por supuesto en nuestros proyectos personales.

Es aquí donde la impresión 3D juega un papel fundamental a la hora de aportar valor añadido a algo que antes era considerado un desecho ya que a través del diseño y la impresión 3D, podemos convertir lo que nadie quería en productos duraderos, útiles y con un alto valor añadido estético, capaces de competir sin ningún complejo con aquellos productos fabricados con materiales vírgenes.

Además, la mayoría de los plásticos de un solo uso como el PET (polietilenterfetalato), PP (polipropileno), PE (polietileno) o PS (poliestireno), son todos termoplásticos lo que nos permite enmarcarlos dentro de un sistema de economía circular gracias a que pueden fundirse y volver a utilizarse un número determinado de veces.

¿Cuáles son los campos de aplicación de la impresión 3D con plástico reciclado?

Por supuesto el plástico reciclado puede ser un sustitutivo del plástico virgen en muchas de las diferentes tecnologías de fabricación. No obstante, la obtención y procesado de un material reciclado, es más costoso que su alternativa recién sintetizada. Esto supone un lastre a nivel competitivo que elimina de la ecuación aquellos productos que no tienen valor en si mismo como por ejemplo, componentes internas o piezas funcionales.

Desde nuestro punto de vista, para que un producto fabricado con plástico reciclado se pueda rentabilizar debe tener un valor estético y acorde con las tendencias, debe ser durable y debe poner en valor el hecho de estar fabricado con materia prima reciclada. Si a todo ello le sumamos las posibilidades de personalización y exclusividad de la impresión 3D, los usuarios podrán disponer de una herramienta que los vincule mucho más al producto que se fabrique.

El diseño como elemento diferenciador en el aporte de valor añadido

Mobiliario

Mobiliario urbano para el paseo marítimo de Tesalónica, Grecia. Diseñados y fabricados por The New Raw 

Dirección de arte y set design

Common Odd Things - Wang and Söderström

Diseño de interiores

Bottletop Store, Londrés. Revestimiento funcional diseñado por Krause Architects y fabricado por AI Builds

Diseño de producto

Macetas diseñadas y fabricadas por ITFAB. 100% PET de botellas reciclado.

¿Quieres fabricar tus productos a partir de plástico reciclado con nosotros?

envíanos un correo

o entra en nuestra página de contacto