PRINT EAT,
impresora 3D de chocolate

Esta impresora de chocolate es un ejemplo de las infinitas aplicaciones de la impresión 3D.

A diferencia de las impresoras 3D FDM tradicionales, ésta no posee un filamento rígido que se funde en el nozzle pero el principio lógico que se ha seguido para llevar a cabo este proyecto es el mismo. Tratar el chocolate como un termoplástico. Un material que ha de ser extruido una vez fundido y solidificado capa a capa.

Cliente

Centros Integrados de Formación Profesional de Galicia (CIFP) - Financiado por la Xunta

Tecnología 

Deposición de material fundido.

  • Materia prima

    Esta máquina ha sido diseñada para trabajar con cualquier tipo de chocolate respondiendo especialmente bien ante el chocolate negro con altos porcentajes de cacao (70% o superior).

  • Comportamiento

    Uno de los requerimientos del chocolate, desde el punto de vista de la repostería, es el llamado atemperado. Este proceso termodinámico por el cual el chocolate pasa por diferentes fases entre líquido y sólido, consigue una cristalización que provoca el chasquido característico al quebrarse y un acabado brillante.

  • Máquina e invesigación

    La arquitectura de la máquina corresponde a una tipología cartesiana existente en las máquinas de impresión 3D tradicionales aunque con ciertas particularidades definidas por las características del material, en este caso chocolate.

    En este caso el comportamiento del chocolate, a diferencia del de los termoplásticos utilizados para imprimir en 3D, no admitía errores debido al rango de temperaturas ede trabajo. Además, el formato de la materia prima no era filamento, por lo que el sistema de extrusión debía ser radicalmente diferente a los extrusores tradicionales.

    Todo ello se soluciono de la siguiente forma. Un émbolo calefactado que derretía y extruía gracias al empuje de un husillo depositando el chocolate sobre una cama que se movía en los ejes xy para minimizar al máximo el movimiento del extrusor.