Hace unos meses la escuela de hostelería CIFP Paseo das Pontes nos encargó fabricar un sistema que les permitiese materializar formas imposibles mediante técnicas tradicionales con chocolate.

Acudieron a nosotros con la idea de mejorar un sistema fallido basado en la impresión 3D tradicional y llegamos a la conclusión de que por esa vía no íbamos a conseguir nada. El chocolate posee unas características muy caprichosas que exigían un desarrollo nuevo, un estudio del material y fases en función de las proporciones de cacao y todo ello utilizando materiales que no comprometan la trazabilidad del alimento. En definitiva, un auténtico reto.

Actualmente, con ese reto ya superado, seguimos investigando las propiedades del chocolate y tratando de conseguir formas todavía más complejas junto a la escuela de hostelería.

*Afortunadamente todos esos intentos fallidos estaban deliciosos.